Encerrados.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encerrados.

Mensaje  Jaz el Miér Mar 08, 2017 7:58 am

Sin saber cómo, desperté. Lo último que recuerdo haber visto fue un gran destello cegador, y cuando abrí los ojos me encontraba aquí, fuera de una cápsula de éxtasis donde me cubría una sustancia viscosa. Luego de reacomodar mi mente, me di cuenta que me encontraba junto con personas que desconozco, pero parecía que entre ellos se conocían, ya que me miraron bastante extrañados. Kim Yuuki, me presenté. Pues claro, hasta no saber si son amigos o enemigos tengo que mantenerme al margen, sin embargo, por sus acentos, puedo deducir que son dos Alemanes y una Rusa; quienes se encontraban en la misma situación que yo. Cubiertos de esa sustancia extraña. Las otras cinco cápsulas están cerradas, y a su lado podemos ver un botón que al parecer las activa, y tras cuestionarnos un poco sobre cómo podríamos haber llegado aquí y si sería bueno abrir estas cápsulas.

¿Qué o quién nos puso allí? ¿Dónde estamos? ¿Estamos en la luna? ¿Vagando en el espacio? ¿En qué fecha estamos? Lo único que todos nosotros teníamos en común, era que, el último lugar donde nos encontrábamos, era en la Luna.

Después de un fallido intento por responder a estas preguntas decidimos que sería mejor permanecer juntos e investigar este lugar en el que estábamos.

6 cubiertas en orden decreciente en las que sólo encontramos puertas cerradas, comida caducada, un ascensor sin funcionamiento y muchos, muchos camarotes sin una ventana, calendario, fotos o algo que nos pudiera ser útil. Después de revisar los lugares donde teníamos acceso llegamos a la idea de que tal vez alguna de las personas que se encontraban aún extasiadas podrían tener algún conocimiento sobre el cómo sacarnos de aquí. Fue entonces cuando decidimos que abriríamos las cápsulas de una en una.

De la primera cápsula despertó una joven de rasgos asiáticos. Karen, dijo llamarse, aunque sólo yo la entendí por saber hablar japonés, y ella, al ver las caras desentendidas de los otros compañeros, corrigió su idioma al inglés. Al parecer tenía algunos conocimientos químicos, por lo que, después de presentarnos y hacerle saber que nosotros, al igual que ella, no sabemos cómo llegamos aquí, nos pusimos de acuerdo en que investigaría acerca de la viscosa sustancia que todas las cápsulas poseían.

De la segunda cápsula pudimos ver otra figura femenina, dijo llamarse Katherine. Una piloto de nacionalidad Americana estaba ante nosotros, nuevamente sin saber qué hacía ahí y sin reconocer a ninguno de los presentes.
En la siguiente cápsula nos encontramos la primera nueva figura masculina, la cual luego de observarnos algo extrañado al decirle que al igual que él, ninguno sabía donde se encontraba, se presentó. Malcolm. Dijo ser mecánico, por lo que nos sería útil para algunas habitaciones de la nave.

Estas últimas personas, al igual que nosotros, su último recuerdo fue de estar en la luna; sin embargo, quien salió de la siguiente cápsula fue probablemente la más "sospechosa". Un hombre totalmente desconfiado apareció ante nosotros, y al presentarnos, nos miró sin mostrar importancia. Sólo nos dijo su nombre, Paul. Dijo que lo último que recordaba había sido estar bebiendo Daikiri en una playa de la Tierra. Al parecer era el único que venía de ahí, o eso decía. No quiso darnos más datos acerca de nada, y se fue a investigar la nave por su cuenta. Junto con el Barón, pensamos que lo mejor sería mantenerlo vigilado, y lo seguimos con precaución por si se trataba de un enemigo. No un enemigo de guerra, sino un enemigo entre nosotros.

Luego de recorrer la nave una vez más, se encerró en uno de los camarotes de los, aparentemente, antiguos tripulantes de la nave. Nos quedamos un rato más esperando algún movimiento de este sujeto pero tras un tiempo, el Barón regresó con los compañeros, mientras yo me quedaría observando el camarote en busca de alguna respuesta por parte de Paul.
Pasaron algunos minutos hasta que decidí golpear su puerta. Cruzamos algunas palabras hasta que me vi obligada a enseñarle quién soy para que me enseñase quién es. Hecho esto me invitó a pasar a "su" camarote, donde estuvimos hablando y llegamos a un acuerdo bastante curioso. Luego de hablar con él, volví con los otros.

Aparentemente y como era de esperar, habían abierto la última cápsula, de la cual habría salido Wu. Un chino con, por lo que parece, conocimientos en informática, ya que se encontraba muy concentrado en uno de los ordenadores de la sala de Ocio.

En resumen, cada uno de los que estábamos ahí poseía algún conocimiento que nos sería útil para salir de ahí. Todos recordábamos estar en la Luna excepto Paul y todos proveníamos de 5 lugares diferentes, a su vez alianzas y enemistades. Sin embargo no se mostraba gran desconfianza entre los individuos y parecian estar cooperando para salir todos de ahí.

Después de un tiempo, Wu tuvo acceso a la parte externa de —lo que pudimos confirmar— la nave y un mapa que indicaba cada sector del lugar. Al parecer habían unos tubos alrededor de la nave que hacían funcionar el ascensor, y que, a través de estos, podríamos acceder a una parte de la nave aún no investigada.
También encontró una zona donde se encontraban trajes espaciales con los que se podía ir a investigar la nave por fuera.

Una vez hablado, fue Luther el que se puso el traje y se encaminó a investigar la nave por fuera. Descubrió que esta de llamaba I.O.S Isaac Newton, que los propulsores de la nave se encontraban envueltos en hielo, que los tubos que conectaban al ascensor estaban rotos y que parecía que la nave había sufrido un ataque por todas las abolladuras que se veían.

Una vez conectaron las cosas para que el ascensor funcionara de manera correcta regresaron a la nave y cada uno, por su parte, se dedicó a trabajar en otra parte, en otros sectores de la nave.

Jaz
Aliado
Aliado

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La tripulación crece.

Mensaje  Jaz el Dom Mayo 14, 2017 12:56 am

Mientras cada uno de las 10 personas que nos encontrábamos allí trabajaba independientemente en algún sector de la nave, Wu nos contactó por el megáfono, informándonos que, al parecer, una nave de extraña procedencia pero de cerca locación había dado señales de socorro. Al parecer no eramos los únicos perdidos. Dada la situación en la que estamos, mientras más gente tengamos con diferentes conocimientos, más pronto saldremos de aquí.
Luther, Dasha y Katherine son quienes se montan en una lanzadera para adentrarse en la nave, mientras Richtofen y yo nos encargamos de tener las compuertas preparadas para abrirse cuando regresen.
Las horas pasaron lenta y de manera aburrida, habían calculado que para llegar a aquella nave necesitarían al menos 4 o 5 horas, por lo que, donde me encontraba con Richtofen no había mucho por hacer. Cruzamos pocas palabras hasta que se fue a dar un paseo por la estructura.
Al cabo de un tiempo, la lanzadera enviada regresó, pero no sin un módulo de interesante tamaño. Nos comentaron que, al parecer dentro de este módulo habían por lo menos 10 cápsulas de éxtasis cerradas, igual que cuando nos despertamos en la actual nave.
Aquí es cuando comienzan los conflictos. Algunos consideran que es mejor dejar las cápsulas cerradas porque no sabemos si son amigos o enemigos. Otros sostenemos que, ¿qué más da? Estamos varados en medio del espacio y nadie de los que estamos aquí tiene conocimientos suficientes para regresar a Tierra, o por lo menos a la Luna.
Dada la indecisión llegamos al acuerdo de que necesitaríamos a alguien que lidere la nave. John y Wu se ofrecen a organizar las votaciones para que, dentro de un par de horas, conozcamos a nuestro nuevo líder.

Parece que muy pocos se dan cuenta de la importancia que tienen nuestras vidas en estos momentos. Muy pocos se ponen a pensar que, a pesar de ser naciones enfrentadas, todos en este instante tenemos una única similitud: E-S-T-A-M-O-S P-E-R-D-I-D-O-S E-N E-L E-S-P-A-C-I-O
¿Qué más da si los residentes de las cápsulas que encontraron son amigos o enemigos? No dejan de estar perdidos como nosotros, aunque supieran cómo pilotar una nave de la manera más profesional, la nave está incrustada en un bloque de hielo, está destruida y no hay los suficientes recursos como para repararla. Estaremos aquí por un laaaargo tiempo antes de que se pueda hacer algo para irnos, y en lo que todos se preocupan es en la nacionalidad de cada uno en vez de en salvar sus vidas colectivamente. Ahora resulta que necesitaremos un líder. Las cosas no cambiarán, no dejaremos de estar perdidos por tener un líder ni el líder tendrá mágicamente poderes para sacarnos de aquí. No me parece algo realmente necesario, pero por mayoría habrá que hacerlo.
Los postulados a líder son: Dasha, Richtofen, Katherine y Bekket.
Si vamos a tener un líder preferiría que fuera más calmo que agresivo, y teniendo estas opciones, Dasha saldrá de mis posibilidades.
En mis pensamientos sobre a quién votar, se me acerca Luther. En principio me comentó de votar a Dasha, porque Richtofen se haría con el control de la nave. Sin embargo después cambió su postura, sosteniendo que votemos a Richtofen por la simple razón de que: Es nazi, tiene aires de superioridad. Si es líder cooperará, pero si no lo es, no querrá hacerlo e intentará sabotearnos.
¿No es curioso? Luther y Richtofen dicen ser ambos Alemanes, el acento alemán es innegable, pero... ¿Por qué un alemán querría que su compañero fuera líder no por considerar que tiene el perfil de hacerlo, sino para que él pensase que tiene el control sobre la nave? ¿Y Por qué en principio quería que Dasha fuera la líder? Siendo ella la, hasta ahora, más agresiva de la tripulación y Rusa, enemiga natural de los alemanes? Curioso, ¿Verdad? Sin embargo parece que votarán a Richtofen y es probablemente el que más palabra de liderazgo tiene de los 4 postulados.
Siendo así, al finalizar las elecciones, casi todos los votos se los llevó él. Y sus aires alemanes de grandeza fueron notorios. Y después de que todos estuvieran de acuerdo con esto, fue quien decidió que sería buena idea abrir las cápsulas recién encontradas una a una, y tras abrir la primera, nos encontramos con un capitán americano, que esperamos sea de utilidad.

Jaz
Aliado
Aliado

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Pastillas, oro y torpedos.

Mensaje  Jaz el Dom Mayo 14, 2017 1:37 am

Una vez más, Wu se comunica con nosotros por megáfono para comunicar que el sistema de seguridad de la nave es una extraña mezcla entre analógico y digital, y que varios sectores se encuentran ciertos bloqueos que deben tratarse de manera manual.
Mientras estábamos reunidos, la doctora nos preguntó acerca de si necesitábamos algo. Siendo así, le pregunté si me podría conseguir alguna mascarilla para cubrirme la nariz y la boca. ¿La razón? Soy susceptible a contraer enfermedades, por lo que por precaución me gustaría tener algunas conmigo constantemente. Herman también le pidió algo, que a decir verdad era extraño, puesto que se lo veía bien. Le pidió si podría conseguirle aspirinas para la cabeza, puesto a que le dolía mucho. Y aunque no soy quién para decirle qué le duele y qué no, no voy a negar que no pensé que estaba mintiendo, y el por qué, es porque no presentaba síntomas de ninguna migraña. Decidí fijarme en su manera de andar, normalmente ante fuertes dolores de cabeza uno se siente mal e irritable, pero él estaba muy normal. Nos dirigimos a abrir el almacén, y al abrirse, Herman y Dasha se adentraron a él. Les dije que iría al baño un momento, y fui, pero no sin antes hacer una parada por la enfermería. Le pregunté a la doctora por "mis pastillas" puesto que mi metamorfosis me permitiría adoptar la apariencia de Herman, y después de hablar con ella un poco, me las dio. Después de eso me dirigí al baño, y regresando pasé nuevamente por la enfermería, esta vez con mi cuerpo original, a preguntarle si había conseguido la mascarilla, y una vez me la dio regresé con mis compañeros, quienes no estaban solos, sino que habían venido Luther y un par más.
Dentro de esta habitación había algo extraño. Cajas y cajas y cajas. Algunas de madera y otras de metal. Dentro de las de madera pudimos encontrar montones de lingotes de oro, mientras que en las de metal estaban llenas de armas nucleares y de torpedos, los cuales suponen un gran peligro si se las activa.
Después de dar el informe me retiré a mi camarote, pues tenía que esconder las pastillas de Richtofen, quien mientras estábamos en el almacén no se vio muy preocupado por su cabeza, y después de esconderlas, me puse a descansar, no sin antes repasar todo lo que estaba ocurriendo en la nave.

Por la mañana siguiente, nos comunican que una nueva cápsula se ha abierto, Andrei Lébedek, comisario y jefe de seguridad de la SSR aparece ante nosotros. Sin embargo poco duró su presentación ya que cuando reconoció a Wu, fue corriendo tras él hasta acorralarlo en una pared mientras lo sostenía bruscamente del cuello.

Jaz
Aliado
Aliado

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Más personas, menos respuestas.

Mensaje  Jaz el Vie Mayo 19, 2017 5:12 am

Todos estuvimos de acuerdo en abrir las cápsulas una a una esperando que de ellas apareciera alguna persona que fuera útil para que pudiéramos salir de aquí lo más antes posible. No que destruyera a las personas que están siendo actualmente útiles.
Cuando aquel armatoste de persona salió corriendo sin decir casi nada, Luther, Dasha, Herman y yo nos encaminamos tras ellos. Al parecer Wu había hackeado los servidores de las bases soviéticas de la luna, y después de que Herman lo convenciese de soltarlo, por mi parte regresé.
Daniel Rodríguez salió de otra cápsula, un Español, aparentemente.
Después de enseñarles más o menos la nave a los nuevos tripulantes, nos informan acerca de que, al parecer,
hay balizas emitiendo señales desde una zona de batallas.
Hubo un tiempo en el que pude coincidir con Luther a solas, por lo que tuve un momento para hablar con él.
-¿Podría hacerte una pregunta, Luther?
-¿Qué quieres, Kim? - Que curioso. De toda la tripulación él es el único que se dirige a mi como <Kim> y no como <Yuuki>
-¿Por qué no te postulaste para capitán?
Realmente esperaba que me dijera algo como "No estoy interesado en esas cosas", sin embargo me dijo algo que, viniendo de él, pareció bastante... ¿sospechoso?
-Porque los delirios de grandeza del nazi podrían ser un problema, es mejor tenerlo en ese puesto y desobedecer si es necesario. Si no le damos mando es muy probable que no coopere. No necesitamos lastres, necesitamos sobrevivir.

¿No es curioso? Un nazi quejándose de los delirios de grandeza de los nazis, y sosteniendo que es mejor tenerlo al mando para que coopere que tenerlo como "una carga". ¿No se supone que por ser de su misma nación debería querer que fuera el capitán para tenernos controlados o algo así? Está bien que queremos sobrevivir, pero. ¿"Los delirios de grandeza del nazi pueden ser un problema"? Aquí hay algo extraño, no sólo porque trate como un lastre a su propio compañero sino porque quiera que la Rusa, enemiga de su patria, sea la líder. Fingí no darle importancia a aquella rara contradicción y nos reunimos con el resto de la tripulación.

Después de un tiempo discutiendo la posibilidad de ir,
se decide enviar un equipo a explorar, y habiendo decidido esto, abren la sala de armamento, donde hay equipos y armas hasta para 12 usuarios. Decidimos ir a investigar el capitán Rogers, Dasha, Luther y yo, tomando equipo y preparándonos para cualquier cosa que estuviera allí fuera.

Tras varias horas de viaje, llegamos a una estación espacial en la que nos adentramos. Todo parecía muy desolado, y después de recorrer un largo pasillo, nos topamos con tres puertas. Decidimos tomar la del centro y una vez dentro, nos encontramos con una misteriosa columna hecha con pequeños cristales, también con varias repisas llenas de estos y con unos robots que se encargaban de poner los cristales en aquella columna que,
al parecer, era una especie de fuente de energía puesto a la luz que irradiaba por dentro.
Estos robots reconocieron que no éramos amigos suyos, por lo que se dispusieron a atacar.
Después de una larga pelea con granadas y patadas voladoras, conseguimos vencerlos. Una vez hecho esto,
miramos con detenimiento aquellos cristales y tomamos algunos para llevar a examinar.
Acto seguido, nos encaminamos nuevamente a nuestra nave correspondiente.

Jaz
Aliado
Aliado

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.