Cazando Monstruos I 8/11/2017

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cazando Monstruos I 8/11/2017

Mensaje  Salyus el Mar Nov 07, 2017 10:44 am

El Gobernador de Overdell nos envía una nota urgente, la ciudad ha sido atacada por las tropas de Hades, encabezadas por terribles monstruos han tomado la ciudad y tras cercarla han comenzado a esclavizar a sus gentes y convertir el lugar en un auténtico matadero ritual. El gran número de ataques simultáneos y la poca previsión por parte del reino ha provocado que las Legiones sureñas no den a basto por lo que nos piden ayuda para liberar la ciudad y destruir a las bestias.


Partida para 3-4 Osados Jugadores el día 8 a las 17 en el Consulado Turko.

avatar
Salyus
Aliado
Aliado

Mensajes : 731
Fecha de inscripción : 06/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cazando Monstruos I 8/11/2017

Mensaje  Julius el Mar Nov 07, 2017 10:48 am

Pero que malooo ese Hades, el pequeño saltamontes se presentará listo para la batalla.
avatar
Julius
Aliado
Aliado

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 16/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cazando Monstruos I 8/11/2017

Mensaje  Alexander Karlof I el Mar Nov 07, 2017 11:24 am

Creo que necesitareis de las habilidades de Karlof.
avatar
Alexander Karlof I
Aliado
Aliado

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/04/2015
Edad : 30
Localización : Into the fray

Ver perfil de usuario http://altheniar.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cazando Monstruos I 8/11/2017

Mensaje  Glaciar el Mar Nov 07, 2017 12:00 pm

Krayk se ofrce voluntario

Glaciar
Aliado
Aliado

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 29/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Informe de la mision

Mensaje  Glaciar el Dom Nov 12, 2017 6:19 am

En esta ocasión la misión no ha presentado ningún a sorpresa extraña.
Nos infiltramos en la ciudad, gracias al hechizo de invisibilidad del Pequeño Saltamontes, y entablamos contacto con el alcalde y los supervivientes, los cuales se pretegian de las criaturas con una hogueras que despedian un olor realmente nauseabundo, el cual provoco mareos en mi y Pequeño saltamontes.
Después de informarnos de la situación procedimos a asaltar el barco ( que resulto estar vivo o algo así) que usaban de base los abisales ( un intento de asalto sigiloso que no funciono ). Después de una escaramuza el barco levo anclas y se alejo mar a dentro.
En ese momento nos separamos. Yo quede en el muelle ( estaba cegado por el ataque de dos "cosas"? (Apareción y desparecieron demasiado rapido) y Karlof y Pequeño registraron el barco hasta el ultimo momento.
Cuando regresaban algo me dejo ko por la espalda. Cuando desperté recibimos el mensage de Ryo de regresar. (Segun me contaron fui atacado por el espíritu jabalí corrompido que revento las defensas de la ciudad, terminando en el agua donde me rescato Karlof......otra vez Rolling Eyes )
Dado que los abisales huyeron, y las bestias se retiraron cúando recibíamos el mensaje se dio por liberada la ciudad, pero ese jabalí, junto con mas bestias corrompidas siguen vivas, por lo que es de esperar que reaparezcan en algún momento.

Glaciar
Aliado
Aliado

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 29/06/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Informe ampliado de la misión redactado por Pequeño Saltamontes

Mensaje  Julius el Lun Nov 13, 2017 5:07 am

La ciudad portuaria de Orvendel no defraudó a nadie, una muestra de prosperidad, y al mismo tiempo decadencia. Su ornamentada muralla parecía apenas funcional, y cuando nos acercamos a ella comprobamos que estaba llena de agujeros como si un carro enorme de hierro hubiera chocado contra ella en diversos sitios, y la atravesara como si estuviera hecha de paja.

 También oteamos unos extraños seres con alas en el cielo, como una especie de arpías o buitres gigantescos, así que decidimos acercarnos sin ser vistos. Apelando a las leyes de la magia invoque un velo que impedía que nos detectaran, y con esta protección nos adentramos en la devastada ciudad. De lo alto de dos edificios salían unas humaredas pestilentes, y como no vimos a nadie por las calles intuimos que era ahí donde estaban los supervivientes. Y allí nos dirigimos, escogiendo la que pensamos podía ser la casa consistorial.

 Efectivamente encontramos que allí se habían hecho fuerte muchos de los habitantes de la ciudad, que usaban una mezcla alquímica quemada en unas hogueras para alejar a la bestia que los acechaba: una terrible corrupción del espíritu protector de la ciudad, en la forma de un Jabalí aterrador de más de tres metros de alto y ancho, capaz de destruir edificios simplemente atravesándolos. Después el alcalde del pueblo nos informó de que creían que los causantes de esta desgracia podían haber venido en un extraño barco que se encontraba amarrado en el puerto, y que pensaban que debían tener algún espía infiltrado. Pues parecían conocer los movimientos que hacían.

 Aprovechando los restos de mi velo mágico decidimos ir al puerto y allí encontramos el afamado barco. Karlof se acercó a nado, mientras yo iba por delante invisible y Krayk, el más rápido y menos sigiloso, esperaba escondido en el puerto. Karlof trepó por la borda del barco en un intento de coger desprevenidos a los dos guardas que había, pero cuando ya había hecho lo más difícil, una tabla del barco crujió estrepitosamente provocando un inevitable combate. Como de poca ayuda podía ser y realmente esos guardias no parecían rival para mis dos amigos decidí infiltrarme en el barco y ver que descubría. Y con lo que me encontré fue a una inconfundible bruja observando a través de una bola de cristal en una mesa cubierta de huesos, runas y otros clásicos métodos de adivinar el futuro.

 El sonido que venía de la cubierta auguraba un final feliz para mis amigos: los dos guardias fueron despachados rápidamente, pero finalmente los pájaros gigantes acudieron en socorro de sus oscuros señores, uno irrumpió en el camarote donde estábamos la bruja y yo destrozando la ventana, y aproveché el momento de confusión para arrebatarle la bola a la bruja y salir por piernas. En este momento dos pequeños seres que se referían a sí mismos como Pena y Pánico lanzaron una extraña nube cegadora, consiguiendo cegar a Krayk, aunque no a Karlof, que volvió a hacer gala de una vitalidad sobrehumana.

 Poco conocían estos seres la capacidad combativa de mis compañeros, que medio cegados, nauseados, y en aparente inferioridad, consiguieron derrotar sin mayor problema a los pajarracos y poner en fuga a Pena y Pánico. Como la bruja también parecía retirarse decidimos explorar el barco, pero en ese momento y sin nadie pilotando el barco rompió amarras y se puso a navegar. En eso momento Krayk expresando un cierto miedo a las aguas decidió dejarnos a nosotros la investigación y llegó al puerto de un gran salto.

 Explorando el barco encontramos varios cadáveres de animales a los que al parecer se les había vaciado toda la sangre y en el otro camarote encontramos una sala de rituales, con runas y símbolos pintados en suelos y paredes, cristales e inciensos especiales. Al parecer era allí donde habían realizado el ritual que corrompió al espíritu. Karlof encontró una pequeña caja metálica ornamentada, que las paredes del barco estaban intentando absorver, pero sus fuertes músculos reclamaron el tesoro para la Compañía. Solo quedaba escapar del barco, pues al parecer estaba navegando hacia la sadowland abierta en el mar.

 Pero no iba a ser tan fácil porque cuando quisimos salir descubrimos que el barco en realidad era o estaba recubierto de un ser vivo que en esos momentos ya había cerrado toda ruta de escape de su interior, al parecer era casi inmune a los intentos de Karlof por salir usando la fuerza bruta. Como la situación parecía desesperada apelé a mis últimas reservas de energía mágica para invocar a un fortísimo Servidor Incondicional, que fue capaz de sacarnos de allí. Y montados en la nube Kindom partimos del barco hacia la costa.

 No estaba acabada la aventura, pues cuando aún estábamos lejos del puerto vimos como el GIGANTESCO espíritu jabalí embestía por la espalda a Krayk, que en su evidente estado de desorientación, ni cuenta se había dado de su presencia, haciéndolo volar más de cien metros! a las frías aguas del mar. Mientras Karlof rescataba al inerte Krayk de las aguas, yo en mi nube Kindom alejé al Jabalí de allí lanzándole mis inofensivos shuriquens, y a pesar de que tuve éxito en este asunto pude comprobar el inmenso poder del bicharraco, cuando saltó ¡quince metros hacia arriba! llegando hasta donde estaba, y seguramente me habría convertido en papilla si no lo hubiese esquivado.

 Poco más quedaba por hacer, avisar al alcalde de que ya podían evacuar la ciudad, ya que al parecer no sabíamos como revertir al espíritu a su anterior estado bondadoso, pero por lo menos ahora no había nadie controlándolo y por lo tanto era fácilmente engañable. Así que después de abrir la caja y descubrir una gema al parecer capaz de almacenar esencia (que asignamos a Krayk) y al recibir el mensaje de Ryo de volver a nuestras posiciones. Dimos la misión por superada y volvimos a recibir nuestra merecida recompensa.
avatar
Julius
Aliado
Aliado

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 16/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cazando Monstruos I 8/11/2017

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.